SONDEANDO…

SONDEANDO…

Navegando la web, como siempre en busca de información reciente, muchas veces te sorprendes de no haber dado antes con cierta información, cierto producto en el caso que nos ocupa.

Sonda Pieps IPROBE

Un colega me comenta que ha visto una nueva sonda de “PIEPS” que al parecer, dispone de receptor de frecuencia y es capaz de detectar señales de un DVA en emisión.

¡Madre!, que buena noticia. Conforme tengo algo de tiempo, me siento frente al maestro “google” y me pongo a “typear” en mi teclado. No tardo en encontrar información, Se trata de la sonda IPROBE II de pieps.

Efectivamente, una sonda revolucionaria que puede ayudarnos mucho después de la búsqueda fina, localizar donde se encuentra el dva de la víctima exactamente con la sonda, facilita mucho la tarea de una posible búsqueda.

Para los profanos en la materia, aclararemos que, cuando un montañero se ve sepultado por un alud, sus compañeros han de estar provistos de ciertos aparatos y herramientas, además de estar bien entrenados para ello, que permiten a través de la radio frecuencia localizar de una forma más o menos rápida al compañero enterrado. Este aparato y herramientas son el DVA(detector de victimas de Avalancha), la Sonda (Herramienta que facilita la ubicación final de la víctima, es la herramienta que estamos viendo en este artículo) y la Pala (Herramienta que se usa para desenterrar a la víctima)
Me vienen muchas ideas a la cabeza, un aparato así podría incluso hacer evolucionar los protocolos, reducir los tiempos de búsqueda o inducir mejoras en otros materiales.

Continúo mis pesquisas, de repente, un chasco. Encuentro un artículo sobre la sonda iprobe one en la página de una tienda de montaña de mi ciudad. El artículo es de 2013. No alcanzo a comprender que ocurre, un producto así, nacido en 2013 o antes. ¿Cómo es que no ha tenido la repercusión consecuente?

Sigo sondeando la web, buscando porqués. Rapido, igual que todo en este lunático mundo de internet; se perdió la magia del investigador aficionado, encuentro uno muy comprensible. Al parecer la, IPROBE ONE, no es compatible nada más que con dvas de pieps. Y al parecer con solo ciertos modelos.
Sigo contrariado no puede ser, en los tiempos que corren, la seguridad está en auge, y en este caso tan particular como es el del auto rescate de víctimas de avalancha. No es posible que un producto no cumpla una norma y sea standard.

Lo mejor, a mi parecer, es buscar esta información en las especificaciones del producto, así que corro a google y le pregunto por el manual de usuario de la IPROBE.

“iPROBE ONE es una sonda electrónica (técnica digital) con una

función automática de desactivación y un indicador de objetivo óptico

y acústico para todo aparato que cumpla la norma EN300718.”

O sea que cumple la norma EN – 300 718, Avalanche Beacons operating at 457 kHz Transmitter-receiver systems(Balizas de avalancha que operan a 475 kzh, sistemas de emisión y recepcion), norma que por lo que compruebo en internet cumplen todos los DVA’s modernos y actualizados, y que fue generada por el ETSI (European Telecommunications Standards Institute) en Septiembre del 2017.

Pues sigo sin entenderlo mucho aun, a mi parecer el producto merece la pena. Si mi tiempo gastado en la red no ha sido en vano, la sonda es estándar  perfectamente compatible. El beneficio parece evidente.
No se como lo veis vosotros, yo desde luego espero vuestros comentarios y que me arrojéis algo de luz sobre el asunto.

De cualquiera de los modos, y sin pretender hacer publicidad a nadie, mucho me temo que acabare comprándomela y entonces si, sacar mis propias conclusiones. Y si el tiempo lo permite, podre exponerlo en este blog que trata sobre asuntos de montaña de lo más variopinto.

En cuanto a su precio diré, que no me parece excesivo si su función es completa y estándar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *