Y ahora, ¿Quién cubre los daños?

Y ahora, ¿Quién cubre los daños?

Los deportes de aventura están arrasando entre la gente, cada día son más quienes se acercan a la práctica de estos deportes. Por lo general son actividades que requieren una serie de conocimientos y destrezas técnicas, que muchas veces imposibilitan al participante a realizarlos por si solos y precisan de la ayuda o acompañamiento de un profesional en la materia.
La responsabilidad de los guías y las empresas, es muy alta. Para lo cual, han de formarse y reciclarse, así como tener una amplia trayectoria en la actividad que desempeñan, además de estar provistos de una serie de requisitos legales, como son los seguros de responsabilidad civil y de actividad, así como estar acreditados por los organismos competentes.

Bararanquismo / Canyoning

Grupo en río verde
Bararanquismo / Canyoning

Pero la responsabilidad no debe recaer solo sobre la empresa que oferte actividad, responsabilidad que, por otra parte, solo pueden acreditar algunas en todo el país.

El cliente, Ha de ser diligente en la contratación de servicios.
Por lo general, somos muy aficionados a buscar la baratija, y en este tipo de casos, no estamos hablando de figurillas que compramos en un bazar todo a 100, si no que hablamos de un servicio, que afecta directamente a la integridad física y psíquica del participante, así como de su aprendizaje y la futura posibilidad de desenvolverse con autonomía, en la realización de actividades semejantes.

La creación de una empresa de turismo activo, la adecuación de esta a las exigencias de la ley, así como la contratación de personal cualificado para el desempeño de actividades concretas, es algo que resulta costoso en tiempo y dinero.

Por ello, debemos desconfiar automáticamente cuando veamos ofertas del tipo, “Senderismo Parque Nacional Sierra Nevada 10€”, o “descenso de río verde 30€”.

Es imposible que una empresa o autónomo, que paga a la TGSS mensualmente, un seguro de responsabilidad civil al año, seguro por participante de actividad, x % en la contratación de un profesional adecuado para una actividad, mantenimiento de parque móvil y de oficina, mantenimiento web, equipo específico para la realización de cada tipo de actividad que realice y todos los gastos indirectos de cualquier actividad empresarial, pueda permitirse cobrar semejante precio.

Buitre GranAlpina Río Verde

Buitre GranAlpina Descendiendo el cañón de río verde

A simple vista puede pensarse, “¿qué me importa si esa empresa es o no 100% legal?”, pero enseguida debemos de caer en la cuenta, que la calidad del servicio recibido, mengua. Y esto repercute en la falta de aprendizaje, en la masificación de las actividades y por supuesto, en que si acaece algún problema, jamás seremos resarcidos en algún modo por la negligencia de un guía y/o empresa. La responsabilidad legal de una empresa pirata desaparece.

A las empresas que pretendemos hacer del turismo de aventura una gran y profesional industria del ocio, nos preocupa tanto la seguridad de los participantes, como el poder garantizar un aprendizaje y la posibilidad de adentrarse en el fantástico mundo del deporte de riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *